Design Houses

Una de las primeras acciones del programa fue CI-Brasil, iniciado en el año 2005, fue apoyar la creación e instalación en el Brasil de empresas que operan en el desarrollo de diseño de circuitos integrados: las casas de diseño (DHs, por su sigla en Ingles).

Como resultado, en la actualidad hay 22 DHs distribuidas en todo el territorio nacional Brasilero. Parcialmente financiadas por el programa, trece de estas organizaciones no tienen fines lucrativos. Sobre todo, son spin-offs que han surgido o se conectan a las universidades o instituciones de investigación públicas.

Algunas iniciaron como empresas privadas nacionales o como empresas multinacionales, cinco de estas instituciones tienen fines lucrativos y cuatro son totalmente independientes, e aun así participan del ecosistema de microelectrónica Brasilero.